jueves, 4 de octubre de 2007

Directo desde Inglaterra: El Metrosexual

Se ha puesto muy de moda la palabra metrosexual. La inventó el inglés Mark Simpson en 1992 y desde entonces no se ha cansado de repetirla por todos los medios para ver si pasa a la posteridad por ella.


Según él, un metrosexual es un hombre que muestra exagerada disposición para cuidar su apariencia, usando para ello toda clase de técnicas, artilugios, ungüentos y tratamientos disponibles.

Desde entonces se menciona que el futbolista David Bekcham es metrosexual, que si el actor Brad Pitt también, que Ronaldinho podría ser, que si el Peje, en fin que la lista se hace larga.

Como las mujeres siempre se han aplicado cuanto menjurje encuentran a ellas no se les puede considerar metrosexuales. Tampoco aplica para los gays, transexuales o travestis. El metrosexual es heterosexual y bien machín, que quede claro.

Según el inventor de la palabrita, lo de metro, se le ocurrió partiendo por mitad la palabra "metrópolis", o sea ciudad principal en latín,

- ya que este fenómeno ocurre mas en los hombres de la ciudad que en los del campo, dijo el sabio inglés seguro descendiente de Isaac Newton.

Lo cual ni la burla perdona por lo obvio , puesto que no hay "spas" ni "estéticas unisex" en el campo, por lo que lo único que podrían hacer los hombres ahí sería embarrarse estiércol de vaca en la cara.

Y lo de sexual, pues por aquello de que el sexo vende.

Así creó semejante cosa, metrosexual, que no es mas que un invento sin sentido.

Si se trata de interpretaciones personales también podría significar alguien a quien le gusta tener sexo en el metro. Y como "metro" significa medida en griego, también podría ser alguien que tiene una sexualidad muy medida o que le mide mucho el sexo...en fin, que ya ni se sabe.

Pero lo cierto es que la etimología no se usa de esa manera, mutilando y dándole un significado a las palabras al gusto de cada quien, sino al contrario se utiliza el significado de las raíces etimológicas para poder definir un fenómeno determinado y crear una nueva palabra o neologismo.

Por ejemplo, todos vimos en secundaria que Biología viene de "bios" que significa vida en latín y "logos" que significa estudio...así pues,

-La Biología es el estudio de la vida, decía el maestro longaniza.

Con la mencionada palabra metrosexual, no se sabe ni por donde agarrarla. De entrada ya teníamos narcisista y ególatra para definir esta clase hombres. Freud tenía hasta su transtorno narcisista de la personalidad, ahora a ver como le hace con el metrosexual.

Pero lo cierto es que si se trataba de buscar un término mas adecuado podría haber sido por ejemplo neonarcisista, para no irte muy lejos o en base a etimologías podría haber sido por ejemplo "parasexual" .

Ya que "para" significa "al margen de" en griego, es decir, al margen de lo sexual, lo que ilustraría claramente el caso de un hombre que emplea usos y costumbres del sexo opuesto sin dejar de ser hombre. O sea al margen de su sexualidad.

Y esta palabra si podría tener algún sentido, como debe ser.

Esto demuestra que si bien cada minuto nace un tonto, también nacen muchos otros que le andan haciendo caso.

1 comentario:

Iconoclasta dijo...

"Ariany dijo,
je, buen post. Afortunadamente las "metrosexualadas" van de salida, según leí en una columna de tendencias, podemos estar tranquilas. Saludos."

Ariany, me tomé la libertad de copiar tu comentario ya que lo habías puesto en el post de Si Colón hubiera hecho caso.

Ahora se empieza a hablar del ubersexual, un punto intermedio entre el metrosexual y el macho.

El prefijo "Uber" es un término alemán que significa "muy" o "mucho" y supone la vuelta a una masculinidad que se había perdido en los últimos años.

Es alguien que se cuidaría pero sin excesos, tendría un aspecto masculino y estilo propio,confianza en sí mismo, pero sin caer en el narcisismo.

El máximo exponente sería alguien como George Clooney.

El caso es que ya no saben que inventar.