lunes, 26 de noviembre de 2007

El Recuento de los Daños


Tras semanas bajo el agua como una moderna Atlántida, Villahermosa surge de la inundación.

Los equipos de bombeo trabajando día y noche van dando resultados así como la falta de lluvias ha permitido el descenso de la presa Peñitas y de los ríos que serpentean Villahermosa listos a asestar una nueva mordida a la menor provocación.

La labor de reconstrucción ha sido titánica, un millón de damnificados, el 80% de la ciudad arruinada por el agua, todo negocio arrasado, las calles llenas de montones de muebles podridos apilados frente a las casas, carros inundados e inservibles.

El panorama es desolador: pejelagartos muertos en la calle, perros ahogados al quedar encerrados en las cocheras, lama y moho en las paredes y pisos, la marca del nivel que alcanzó el agua marcado en las paredes de las casas con rectitud geométrica, barro por todos lados, gurusapos ya convertidos en sapitos brincando por aquí y por allá.

Todo mundo empieza a lavar sus casas de arriba a abajo con detergente y cloro pero en las noches son colonias fantasmas donde nadie se queda a dormir por el profundo olor a humedad y el temor a un rara enfermedad tropical, solo los pepenadores deambulan como fantasmas urgando entre las montañas de desechos y espiando por las ventanas de las casas. Yo los observo desde el techo y se alejan en cuanto me descubren.

Las calles caleadas como sepulcros blanqueados ocultan un poco el olor a vegetación podrida pero en el centro de la ciudad el hedor es insoportable, el lodo del río mezclado con agua del drenaje no dejó un buen aroma en el ambiente. Aunque ya no hay agua, nadie se acerca a comprar, ni hay dinero para excesos.

No hay donde comprar un refresco tampoco, todo changarro foxista está cerrado por el cerco sanitario para evitar epidemias...Las tiendas de supermercados reanudan sus labores poco a poco pero las colas son insufribles, el tráfico para llegar a cualquier lugar no baja de un par de horas en lo que antes te hacías 15 minutos.

No hubo condonación de impuestos para los empresarios ni para los trabajadores, solo diferimiento para pagar mas adelante, porque del ISR nadie se libra excepto los vendedores ambulantes. El gobernador solicitó a Calderón la condonación del pago de la luz hasta febrero ya que la CFE nos inundó pero tampoco será concedido. Gracias federación.

Los recursos del Fondo Nacional para Desastres Naturales (FONDEN) aún no llegan a nadie y las colas para solicitar folios bajo el sol tabasqueño son insufribles, cada semana cambian el procedimiento: que si hay que hacer fila para anotarse, que si hay que esperar a que pasen a censar tu casa , que a como digo una cosa digo otra. Solo el afortunado que recibió el banderazo de salida de Calderón para las cámaras ha podido disfrutar de sus enseres nuevos.

Ahora resulta también que solo las colonias consideradas mas pobres van a ser apoyadas con los 10,000 pesos de ayuda, porque resulta que hay damnificados de primera y de segunda. Lo que olvidan es que agua arrasó con el patrimonio de todos y que en este momento todos tenemos pobreza patrimonial. Ya hay plantones en Colonias que exigen sus apoyo y hoy que llega Calderón por enésima vez a Villahermosa ojalá y traiga un costal de dinero y no solo promesas de planes hidráulicos ni diferimiento de impuestos.

La gente de todo México ha respondido, la ayuda ha llegado de todo el país hasta llegar a convertirse en un problema de vialidad por la gran cantidad de trailers entrando y saliendo a la ciudad, aunque muchas despensas han ido desapareciendo para futuras compras de votos políticos.

El único consuelo es saber que cada día que pasa debe mejorar la situación.

Sin embargo un nuevo nubarrón se asoma ya por el horizonte: el tapón hidraúlico. El enorme cerro que se desgajó sobre el río Grijalva una semana después de la inundación aplastando a la comunidad de Juan de Grijalva sigue acumulando agua en la represa que formó y aunque los trabajos para desfogarla siguen avanzando el tiempo se viene encima, si esa agua cae sin control la inundación es nuevamente inevitable.

Y dicen que esta vez sería peor, ya los pesimistas calculan que serían 7 metros de profundidad. Ni falta que hace, con 1 metro se vuelve a arruinar todo lo ganado.

Hasta el 20 de diciembre pasará oficialmente la contingencia, algunas compañías gringas como SMITH, HALLIBURTON o SCHLUMBERGER ya empiezan a evacuar a su personal, todos los fuereños que trabajan en PEMEX y el IMP desplazando la mano de obra tabasqueña solicitaron sus vacaciones para no estar aqui por si acaso.

Las ratas abandonan el barco.

2 comentarios:

Voces en el viento dijo...

Hola Iconoclasta:
Es un alivio saber que estas bien y de regreso, estaba inquieta porque no veia actualizaciones al blog, y pense: "Estando den el centro del desastre, quiza ya llego a él". Se que es facil decirlo, pero créeme, lo material siempre se recupera, no puedo ni imaginar por lo que pasan tus paisanos y tu, pero deseo que pronto esten de nuevo listos. Te azoto el viento y sigues de pie. Cuidate y por aqui nos vemos en el ciberespacio.
Saludos y abrazos
voces en el viento
alejandra

iconoclasta dijo...

Alejandra, gracias por tus comentarios y tus buenos deseos.

No había tenido mucho tiempo de postear ni mucha concentración para hacerlo ya que mi cabeza estaba en otros asuntos puesto que por acá todo era un caos desde conseguir despensa hasta tener agua potable.

Poco a poco se recupera la normalidad aunque la población quedó en un estado de psicosis y los rumorólogos abundan.

Ya todo mundo sabe de buena fuente o le dijo el amigo de un amigo lo que va a pasar con el tapón hidráulico: que nos vamos a inundar de nuevo pero esta vez a 7 metros, que ahora va a ser toda Villahermosa y solo serán visibles las torres de la catedral, que ahora van a inundarse también los municipios que se habían salvado, que no hay que regresar a las casas todavía.

Y por desgracia la gente cree en vez de informarse. Por eso las colonias siguen semi vacías y muchos niños no asisten a clases.

Es cierto que hay riesgo en el desfogue del tapón que se formó en Chipas pero hay todo un ejército de hombres y máquinas abriendo un canal y el clima ha sido estupendo ya que el principal enemigo es la lluvia. Parece irónico pero un día después de la inundación salió un sol estupendo y dejó de llover por completo.

Se espera abrirlo para el 15 de diciembre por lo que hay que estar muy pendientes de las noticias, seguramente habrá transmisiones en vivo desde el lugar de los acontecimientos.